Periquito inglés

Periquitos

Fue en el año 1989 cuando, en la búsqueda por crear un periquito con características distintas al ya popular periquito común o australiano, nacería el periquito inglés, el cual fue fruto de mezclas de considerable complejidad realizadas en el Reino Unido, las cuales comenzarían por allá por el año 1938, logrando dar a luz un animal diferente y característico que destacaría por su aspecto y por su elegancia.

Características de los periquitos ingleses

Se trata de una de las variedades de periquitos más diferenciada, ya que cuenta con características que, incluso dentro de la propia raza, pueden variar de forma notoria.

Comenzamos con la longitud desde su cabeza a la punta de la cola, la cual puede llegar a variar de forma considerable en función del ejemplar, ya que los hay que tan sólo alcanzan los 10 cm llegada la edad adulta, mientras que otros pueden incluso llegar a superar ligeramente los 25 cm, lo cual es un largo bastante considerable para un periquito.

La principal característica que nos ayuda a diferenciar el perico inglés del resto de variedades se encuentra en el color de su cuello, el cual será de color amarillo a todo su alrededor y con unos puntos azules oscuro característicos.

También destacan sus patas azuladas, mientras que el color del pico puede variar pero siempre será de un tono claro.

En la parte posterior encontraremos una combinación entre amarillo y negro que puede cambiar su disposición y patrones en cada ejemplar, pero sí podemos observar que sus plumas están más redondeadas en la punta, dando un movimiento más suave que en el caso de otras variedades.

Aunque esta raza de periquito suele ser principalmente de color verde, cabe destacar que también podemos encontrar el periquito inglés azul, el cual es más habitual en la mayor parte del mundo.

Pareja de periquitos ingleses jugando en su balancin
Pareja de periquitos ingleses jugando en su balancín

Cuidados del periquito inglés

El periquito inglés es un pájaro muy agradecido y bastante independiente, lo que nos puede ahorrar mucho trabajo.

Básicamente nos tenemos que preocupar de facilitarle una jaula que sea amplia y que esté bien equipada.

Lo ideal es que esté acompañado con otro ejemplar del sexo opuesto, y en caso de no ser así, es muy importante que le prestemos atención constante, ya que si no tiene facilidad para ponerse triste.

Dentro de la jaula vamos a necesitar cinco cosas principales que son:

  • Bañera: para que se acicale.
  • Bebedero: con agua fresca y limpia todos los días.
  • Comedero: donde introduciremos las semillas y cereales.
  • Palos de madera: para que se coloque sobre ellos y afile sus uñas.
  • Piedra caliza: necesaria para que afile su pico.

Cría y reproducción del periquito inglés

Crías de periquitos ingleses bebes en su nido
Crías de periquitos ingleses bebes en su nido

En cuanto a la posibilidad de diferenciar entre machos y hembras, estamos ante una variedad de periquito que no presenta dimorfismo sexual, por lo que se trata de una tarea más complicada.

Decíamos que la jaula debe ser amplia, muy especialmente si se trata de una parejita, ya que a la hora de criar deberemos facilitarle un pequeño cajón en el que irá introduciendo los huevos.

No es necesario que introduzcamos nada en su interior, ya que no lo necesitan para la puesta ni para la cría.

En cuanto a las puestas, lo normal es que sean de entre 5 y 10 huevos como máximo en días alternos, y en el momento indicado, la hembra se encargará de realizar la incubación.

Es habitual ver en estos casos que el macho se encarga de acercarle la comida, por lo que no nos extrañemos si no sale del nido en ningún momento.

A los 18 días comenzarán a salir las crías, eclosionando un huevo cada dos días (irán naciendo conforme tengan 18 días exactos desde la puesta, de ahí que no nazcan todos a la vez).

Alimentación del periquito inglés

En cuanto a su alimentación se compondrá de:

  • Comida: se compondrá de semillas, cereales, verduras y ocasionalmente podemos darle algo de fruta lavada y pelada.
  • Agua: debemos cambiarla todos los días.

Recuerda que la fruta no debemos dársela más de tres veces por semana, ya que al contener fructosa, sería perjudicial excedernos.

En cuanto a las semillas, cereales y verduras, podemos darle todos los días sin problema, con la particularidad de que la verdura deberá estar siempre bien lavada.

Periquitos ingleses comiendo
Periquitos ingleses comiendo

Fotos de Periquito inglés

Pareja de periquitos ingleses jugando en su balancin
Periquito ingles
Perico ingles muy curioso
Perico ingles gris
Pareja de periquitos ingleses mirandose
Pareja de periquitos ingleses besandose
Pareja de pericos ingleses amarillos
Grupo de periquitos ingleses
Grupo de diferentes periquitos ingleses
Crías de periquitos ingleses bebes en su nido
Crías de pericos ingleses
Bonitos ejemplares de periquitos ingleses
Periquitos ingleses, a la izquierda uno azul y otro verde a la derecha
Periquitos ingleses comiendo
Perico ingles azul
Perico ingles jugando
Periquito ingles verde y amarillo
Pericos ingleses, uno amarillo y otro verde
Más Periquitos
Periquitos azules
Periquitos azules
Periquitos papilleros
Periquitos papilleros
Periquito australiano
Periquito australiano
Periquito espléndido
Periquito espléndido
Periquito arcoíris o de colores
Periquito arcoíris o de colores
Periquito de Bourke
Periquito de Bourke
Periquito de rabadilla roja
Periquito de rabadilla roja