Caballos andaluces

Caballos

Las particularidades y características del caballo andaluz, actualmente conocido como pura raza española, lo han convertido en una de las razas más apreciadas en todo el mundo.

Desde su origen, su fuerza y energía lo han hecho muy útil para los trabajos duros y de gran exigencia, mostrando una capacidad de recuperación asombrosa.

Históricamente ha sido utilizado fundamentalmente para la monta, como caballo para realizar paseos, así como para diferentes deportes y sobre todo disciplinas como la doma vaquera, la doma clásica y el rejoneo entre otros.

Dentro del caballo andaluz o PRE, tenemos una horquilla muy amplia, de manera que dependiendo de la variedad que busquemos, los precios podrán oscilar entre los 3.000 € para los más económicos, y llegando a los 150.000 € en casos especiales.

Sin embargo, desde una perspectiva general, podríamos estar hablando de una media de aproximadamente 40.000 €, alrededor de la cual se sitúa la mayor parte de ejemplares.

Características de los caballos andaluces

Las particularidades del caballo andaluz o caballo de pura raza española son bastante evidentes, de manera que las vamos a analizar con el objetivo de establecer unos patrones que nos permitan conocerlo mejor y distinguirlo con respecto a otras razas.

Cuánto viven

La edad media de estos ejemplares se establece en unos 30 años, pudiendo verse reducida a los 25 o incluso, algunos ejemplares, consiguen alcanzar los 35 años de edad. Pese a que hay casos, lo cierto es que no es habitual que nos encontremos con caballos de pura raza española con edades superiores a los 30 años.

Alza

Se trata de un caballo bastante grande, ya que tiene una altura a la cruz que va desde los 155 cm en el caso del ejemplar más pequeño, hasta los 175 cm. Es importante destacar que existen ejemplares que superan esta cifra, pero son casos particulares y no se encuentran dentro de la media.

Capa

El color tordo es el color favorito en esta raza, aunque se puede presentar prácticamente toda la gama de tonalidades posible (salvo el pío), creando combinaciones asombrosas entre el pelo, cola y crin. Su cola es larga y de buen espesor, al igual que su crin, lo cual le aporta empaque y belleza.

Cabeza

Uno de los aspectos que más llaman la atención de la cabeza del PRE es el tamaño de sus ojos, los cuales son muy expresivos a la vez que muestran carácter y simpatía. Se trata de uno de los puntos más atractivos y llamativos, que aportan confianza y bien merecida si tenemos en cuenta su temperamento.

Por otra parte, en cuanto a dimensiones, la cabeza es de reducido tamaño, pero con una muy buena proporción y perfectamente implantada en el cuello, mientras que en su parte superior culmina con unas orejas triangulares de tamaño mediano.

Cuello

Su cuello es de longitud media y se presenta fuerte y resistente pero con una buena flexibilidad.

Cuerpo

Destaca su cuerpo perfectamente proporcionado, con una apariencia musculosa y unas patas largas y también fuertes. Su grupa es corta y ancha, ofreciendo un aspecto muy robusto y resistente.

El pecho es musculoso y con una buena dimensión. No en vano nos encontramos ante uno de los caballos más corpulentos del mundo, ofreciendo una potencia y capacidades que han sido su baluarte a lo largo de toda su historia.

Cabe destacar que su peso se encuentra entre los 400 y los 650 Kg.

Temperamento

El caballo andaluz cuenta con un temperamento bastante marcado, mostrando un fuerte carácter. Sin embargo, gracias a su gran docilidad, es un animal fácil de domar y que responde muy bien al entrenamiento y los ejercicios que se le encomiendan.

También juega a su favor su elevada inteligencia, que le permite aprender rápidamente y sobre todo establecer un vínculo muy fuerte con su domador. Pero si se quieren conseguir buenos resultados con él, es importante que seamos pacientes y sobre todo que le mostremos respeto, ya que de lo contrario hará valer su carácter y se puede cerrar en banda.

Su valentía es otra de sus facetas, y bien combinada con su fuerza y capacidad de recuperación, lo convierte en un animal sorprendente y con grandes capacidades.

Orígenes del caballo andaluz

Tal y como indica su nombre, el caballo andaluz se originó en Andalucía, España. Es heredero de los caballos ibéricos, es decir, del caballo endémico de España, el cual cuenta en su haber con más de 20.000 años de historia.

De hecho, se trataba del caballo favorito de los guerreros nómadas, llegando a ser muy apreciados por su fuerza e inteligencia.

Esto dio lugar a su utilización en todo tipo de exhibiciones y circos durante la época romana, pero ante la entrada de otras razas y variedades de diferentes países, fue en el siglo XII cuando nació la preocupación de que, con el paso del tiempo, el caballo andaluz perdiese su estirpe.

Por aquel entonces ya se habían convertido en un símbolo de reyes y nobles, por lo que ante la situación y riesgo, se promulgó una ley que prohibía que los caballos andaluces fuesen cruzados con otras razas de caballos.

Dicha ley estuvo vigente hasta el siglo XIX, y durante todo este periodo, se forjó la búsqueda de ejemplares lo más puros que fuese posible, la cual era liderada fundamentalmente por la nobleza en sus diferentes generaciones. Esto fue lo que permitió que el caballo andaluz se mantuviese con la máxima pureza.

Historia

Poco antes de que se levantase en el siglo XIX la ley que impedía el cruce del caballo andaluz con otras razas, se comenzaron a popularizar las carreras de caballos. Esto hizo que la tendencia a partir del siglo XVIII fuese la búsqueda de razas que fuesen menos musculosas y fuertes, para lograr una mayor agilidad, menos peso y más velocidad.

Era evidente que esto iba a afectar de forma negativa al caballo andaluz, el cual quedó temporalmente relegado a un segundo término, pero tardaría poco en desaparecer la moda de las carreras, lo cual permitió que la popularidad de la raza se recuperase rápidamente.

Pese a ello, hubo que esperar hasta principios del siglo XX, concretamente hasta 1912 para que se crease el primer libro de inscripción del caballo andaluz, y más tarde, a finales del tercer cuarto del siglo, en 1972, fue constituida la Asociación Nacional de Criadores de Caballos Españoles, la cual se ubicaría en Sevilla.

Cabe destacar que durante la II República, el interés por esta variedad fue creciendo de forma exponencial, de manera que el propio gobierno formaría parte de su cría, estableciendo una legislación que fomentase su conservación e impidiese la pérdida de la pureza de la raza.

A partir de entonces, la raza de caballo andaluz, que ya había pasado a ser denominada como pura raza española (PRE), se convirtió en una de las más populares a nivel mundial tanto en deportes como en exhibiciones.

Una buena muestra de ello es que se convertiría pronto en una de las razas más apreciadas en las convocatorias de los Juegos Olímpicos, demostrando sus cualidades y consiguiendo de esta manera llamar la atención de criadores y de profesionales del caballo que empezarían a considerar al caballo andaluz como una de las razas más relevantes, antiguas e interesantes de la historia del caballo.

Fotos de Caballos andaluces

yegua andaluza con su potro
elegante caballo andaluz oscuro
cabeza y cuello del caballo andaluz
caballo andaluz negro al trote
caballo andaluz marron oscuro pelo negro
caballo andaluz de color balnco
caballo andaluz blanco en la rena de la playa
Más Caballos
Caballos Cartujanos
Caballos Cartujanos
Caballos enanos
Caballos enanos
Caballos Shire
Caballos Shire
Caballos Albinos
Caballos Albinos
Caballos pura sangre
Caballos pura sangre
Caballos hispano árabes
Caballos hispano árabes
Caballos Tordos
Caballos Tordos
Caballos Alazanes
Caballos Alazanes
Caballos Bayos
Caballos Bayos
Caballos Appaloosa
Caballos Appaloosa
Caballos Lusitanos
Caballos Lusitanos
Caballos salvajes
Caballos salvajes
Caballos de carreras
Caballos de carreras
Caballos Mustang
Caballos Mustang
Caballos pura raza español (PRE)
Caballos pura raza español (PRE)
Caballos frisones
Caballos frisones
Caballos árabes
Caballos árabes
Caballos percherones
Caballos percherones