Caballos frisones

Caballos

Las características de los caballos frisones lo convierten en una de las razas más interesantes y mejor valoradas de todo el mundo. De hecho, siempre se ha caracterizado por su presencia elegante así como por sus aptitudes que lo convirtieron ya en su día en un caballo de guerra fantástico.

No debemos olvidar que estamos hablando de una de las razas de caballo más apreciadas del planeta, la cual ha estado acompañando al hombre desde antes del año 150 a.C., lo que supone cerca de 2.300 años.

En cuanto a sus usos, decíamos que originariamente estaban pensados para la guerra, pero con el paso de los años fue enfocándose más a las escuelas de equitación, donde compartía sitio con caballos muy admirados como el pura raza español, de la misma forma que también ocupó un lugar esencial en la agricultura gracias a su fuerza y cualidades.

En la actualidad predomina su uso en la doma clásica, aunque también forma parte de otras exhibiciones por su elegancia y agilidad. La horquilla de precio por la que se mueve el caballo frisón se encuentra entre los 2.500 € en el caso del ejemplar más económico, pudiendo superar los 30.000 € en el caso del más caro.

Características de los caballos frisones

La mejor forma de analizar una raza de caballo es precisamente a partir de las características que lo diferencian del resto.

Cuánto viven

Esta raza cuenta con una media de edad que se encuentra situada en los 30 años. No obstante, existe un margen bastante amplio, ya que hay ejemplares que incluso bien cuidados y atendidos no sobrepasan los 20 años, mientras que otros pueden incluso alcanzar los 35 años.

Alza

El alza del caballo frisón supone una altura hasta la cruz que oscila entre los 160 cm y hasta 170 cm. Podemos encontrarnos con ejemplares que superen o reduzcan estas longitudes, pero no es habitual en esta raza.

Capa

Estamos ante una raza muy específica, ya que no permite variedad de capas. Se concentra exclusivamente en la capa negra, aunque siempre puede ocurrir que presente algunos detalles como pequeñas manchas que pueden encontrarse en la zona de la frente fundamentalmente.

Dichas manchas a menudo son de color blanco, mientras que también pueden ser en tonalidades azabache y castaño. Es imperioso que tengamos en cuenta que si no cumple con el negro absoluto o negro total en su capa, no puede ser catalogado como caballo frisón.

Cabeza

La forma de su cabeza es alargada y muy bien proporcionada con respecto al resto del cuerpo. Sus orejas son pequeñitas y tienen forma puntiaguda, mientras que sus ojos destacan en su cabeza gracias a su tamaño y brillo, transmitiendo sensación de seguridad y una gran expresividad.

Cuello

El cuello de los caballos frisones es fuerte y de longitud media, ofreciendo una magnífica y muy estética musculatura. Su crin es muy prominente, con una considerable abundancia de pelo que le da un toque muy elegante y atractivo.

Cuerpo

Con una mirada general, podemos observar que se trata de un animal muy potente y de destacada musculatura. Se hace más evidente en zonas como el pecho, así como en la anchura de su espalda, que también se presenta de una buena longitud y con una inclinación leve pero efectiva.

Sus extremidades traseras son muy robustas, mientras que las delanteras son algo más suaves permitiendo así una mayor agilidad. Las cuatro se caracterizan por contar con mechones de pelo que cubren parte de sus cascos, aumentando la sensación de volumen de los mismos.

Aunque atendiendo al ejemplar siempre puede haber variaciones, lo habitual es que el peso de este animal se encuentre comprendido entre los 600 Kg y hasta un máximo de 900 Kg. No obstante, no es excesivamente extraño encontrar otros que llegan incluso a superar la tonelada de peso.

Temperamento

El caballo frisón es un animal con un carácter muy suave, pero que a la hora de la verdad se muestra potente y aguerrido. Tiene una gran confianza en sí mismo, y necesita tenerla también con su jinete.

Es de gran nobleza y tiene un carácter muy tranquilo, lo cual lo convirtió en su día en un animal muy fácil de acostumbrar al duro trabajo en el campo e incluso también en las actividades de tiro que le eran encomendadas. Si se trata con constancia y respeto, es muy dado a transmitir un gran cariño.

Orígenes del caballo frisón

Esta raza nació en Holanda, y aunque no se tiene clara su fecha de origen, está datada antes del año 500 a.C. debido al descubrimiento de piezas de mármol y otras obras de arte en las que se reflejaba, lo que le daría más de 2.500 años de antigüedad.

Se trata de la única raza originaria de Holanda que existe a día de hoy, y su principal cometido al principio estaba orientado al mundo de la guerra, llegando a estar presente en las Cruzadas e incluso en la Guerra de los 80 años.

Historia

Aunque en un primer momento aparentemente era utilizado fundamentalmente en el ámbito de la guerra, los restos encontrados demuestran que poco tardaron en ampliar sus cometidos, y es que se convirtió en una pieza fundamental en la ganadería.

El hecho de que fuese tan admirado en esa fecha, fue lo que hizo que el resto de caballos originarios de Holanda se extinguiesen, centrándose los criadores específicamente en el caballo frisón y manteniendo su pureza hasta la época de las cruzadas.

Pero pronto le alcanzaría este mismo problema pero en propia carne, ya que en el siglo XIX se popularizaron los pura raza española o caballos andaluces, así como los árabes. A su vez, en esta época desaparecieron los feudos y grandes plantaciones, por lo que los frisones se empezaron a quedar sin actividad para realizar.

Todo esto hizo que se fuesen mezclando hasta el punto que los frisones estuvieron a punto de desaparecer por completo. No obstante, la velocidad y los buenos resultados del caballo frisón para las carreras lo hizo recuperar su popularidad, ya que por esas fechas, las carreras de caballos estaban adquiriendo una gran importancia sobre todo en las fiestas de las diferentes provincias.

Pero esto duraría poco, ya que en el año 1891 pasó a ser relegado tras la entrada de otras razas que eran más efectivas en la carrera. Su despedida de esta competición se celebró en este mismo año en Frieslan.

En un intento por volver al ámbito de la ganadería, se encontró con que ya había sido suplantado por otras razas de caballo que eran más rudas y efectivas, con lo cual, perdieron el interés para el ganadero.

En vista de esto, pasó a incorporarse al circo, algo que no le vino bien en su historial, puesto que realmente no supuso ninguna mejora destacable.

Sin embargo, su larga trayectoria y representatividad en la historia de Holanda, hizo que se comenzase a organizar diferentes actividades de desarrollo y conservación de manos de la asociación Het Friese Paarden-Stamboek, la cual adquirió la catalogación real en el año 1954.

Se comenta que hay muchas posibilidades de que durante el siglo XIX, con la llegada de los pura raza españoles, se produjese un cruce entre estos y los frisones, ya que las similitudes entre ambos comenzaron a ser más patentes.

Fotos de Caballos frisones

caballo frison
caballo frison de color negro melena
caballo frison precioso
caballo frison corriendo
caballo frison al trote
caballo frison color blanco y negro
Más Caballos
Caballos Cartujanos
Caballos Cartujanos
Caballos enanos
Caballos enanos
Caballos Shire
Caballos Shire
Caballos Albinos
Caballos Albinos
Caballos pura sangre
Caballos pura sangre
Caballos hispano árabes
Caballos hispano árabes
Caballos Tordos
Caballos Tordos
Caballos Alazanes
Caballos Alazanes
Caballos Bayos
Caballos Bayos
Caballos Appaloosa
Caballos Appaloosa
Caballos Lusitanos
Caballos Lusitanos
Caballos salvajes
Caballos salvajes
Caballos de carreras
Caballos de carreras
Caballos Mustang
Caballos Mustang
Caballos andaluces
Caballos andaluces
Caballos pura raza español (PRE)
Caballos pura raza español (PRE)
Caballos árabes
Caballos árabes
Caballos percherones
Caballos percherones