Hámster Roborovski

Hámsters

Dentro de la familia Cricetinae de roedores, el hámster Roborovski, vulgarmente llamado hámster Roborowski, con nombre científico Phodopus roborovskii ,es una variedad originaria de Asia que destaca por ser la raza de hámster más pequeña del mundo, teniendo una gran capacidad para adaptarse a climas cálidos y a la compañía de los humanos, por lo que se convierte en una alternativa muy recomendable para aquellos que buscan un hámster diferente y de gran ternura.

Características del hámster Roborowski

Con una longitud que rara vez supera los 5 cm y un peso de alrededor de 20 grs, el hámster Roborovski se corona como el hámster más pequeño del mundo, lo cual le permite ofrecer una apariencia mucho más tierna y ser más apreciado por los amantes de los roedores.

Además, al ser tan pequeñitos, su aspecto es más redondeado y gordito, lo que le da un plus de ternura.

Aunque dependiendo del ejemplar se pueden presentar variaciones, el pelaje generalmente será de color marrón en la parte superior, mientras que en el abdomen y pecho será también marrón pero de una tonalidad más suave.

Sus orejas son grandes teniendo en cuenta sus proporciones, así como también destacan sus ojos, otorgándole una mirada más dulce y directa.

Lo mismo ocurre con sus patitas, que aunque son de pequeñas dimensiones, en comparación con el resto del cuerpo destacan bastante.

El precio de un ejemplar de hámster Roborovski puede oscilar entre los 10 € y hasta 20 € que cuestan algunos ejemplares.

Bonito ejemplar de Phodopus roborovskii
Bonito ejemplar de Phodopus roborovskii

Comportamiento del hámster Roborovski

Esta variedad de hámster es bastante particular en cuanto a comportamiento se refiere, ya que si bien es cierto que tienen una tendencia positiva a relacionarse con los humanos, también lo es que a menudo encontramos ejemplares que son todo lo contrario, es decir, presentan un carácter más fuerte y se comportan de forma más miedosa.

La gran mayoría no muerde, incluso aunque tenga miedo del propietario, pero algunos sí pueden llegar a hacerlo, por lo que es importante que nos hagamos amigos de forma gradual y sin prisas para evitar sustos.

Por norma general son bastante juguetones, y les encanta la compañía, tanto de otros hámsteres como de los propios humanos, frente a los cuales suelen mostrar docilidad y amistad.

Se trata de una de las razas de hámster más activas, lo que significa que necesitará espacio y muchos juguetes para evitar aburrirse e incluso llegar a estresarse.

Bonitos ejemplares de hamster roborowski
Bonitos ejemplares de hamster roborowski

Cuidados del Roborovski

Cuando pensamos en el hámster Roborovski, muy a menudo caemos en el error de creer que, si se trata de un roedor tan pequeñito, la jaula también puede ser pequeñita.

Precisamente hablábamos de su energía y ganas de jugar, lo que significa que va a necesitar tanto o incluso a veces más espacio que otras variedades de hámster más grandes.

Este es un detalle muy importante a la hora de elegir la mejor jaula, y otro que también debemos tener presente es lo fácil que se puede escapar, hasta el punto que la mayoría de jaulas cuentan con una abertura entre reja y reja por la que se pueden deslizar sin dificultad.

Por esa razón, deberemos asegurarnos de que se trata de una jaula diseñada especialmente para animales pequeños, y dentro de las diferentes posibilidades, recordamos que también se puede optar por una pecera, aunque la jaula metálica siempre estará más ventilada y le resultará más agradable.

De cualquier manera, otro requisito es que en el interior tenga todo lo necesario para vivir feliz y sano, incluyendo tanto artículos destinados a la alimentación como al ejercicio y el juego y, por supuesto, a un agradable descanso.

Hamster roborowski durmiendo en su rueda
Hamster roborowski durmiendo en su rueda

Lo que necesita para descansar:

  • Un nido: es importante que tenga espacio para meterse, con una entradita pequeña, y que pueda meter dentro alimentos y virutas o periódicos.

No olvides que también tiene que alimentarse:

  • Comedero: en él introduciremos la comida, pero no os calentéis demasiado la cabeza, ya que él la irá escondiendo por donde le apetezca.
  • Bebedero: que garantice el suministro de agua y que no pierda, evitando así la acumulación de humedad.
  • Artículos para roer: sus dientes están en constante crecimiento, por lo que siempre debe tener cosas para poder desgastarlos y evitar que crezcan más de la cuenta.

Esto será lo que necesitaremos para que pueda jugar y hacer deporte:

  • Rueda: la rueda es esencial en toda jaula de hámster, ya que al tratarse de un espacio limitado, es la única forma que tienen de poder correr como si estuviesen en libertad.
  • Escaleras: también le gusta mucho escalar y colgarse de los sitios, por lo que con unas escaleras tanto verticales como horizontales, tendrá horas y horas de ejercicio y entretenimiento.
  • Tubos: los tubos le permiten entrar, salir, tirarse a modo de tobogán… en definitiva, divertirse, y si interconectamos varias jaulas con ellos, podrá sentirse con mucha más libertad.
  • Hamsteres Roborovskis corriendo en su rueda
    Hamsteres Roborovskis corriendo en su rueda

Reproducción y cría del hámster Roborowski

La reproducción del hámster Roborovski no difiere en exceso de la del resto de hámsteres, salvo por el hecho de que su madurez sexual llega un poco más tarde, a partir de aproximadamente los tres meses.

Lo ideal es que las hembras no se reproduzcan antes de los cuatro meses, evitando riesgos para su salud y la de las crías.

Una vez que entra en edad fértil, su celo se sucederá cada entre cuatro y seis días, periodos en los cuales tan sólo estará preparada para concebir durante unas horas en una de esas noches.

Es por ello que alrededor de todo esto observaremos un cortejo en el que la hembra se mostrará o no receptiva según el caso.

Cuando llega el momento de reproducirse, se producirá el apareamiento en varias ocasiones, todas ellas de apenas unos segundos y hasta que la hembra eche al macho.

Después de esto, si ha quedado embarazada, transcurrirán unos 20 días hasta el nacimiento de las crías, las cuales dependerán de la madre durante las próximos tres o cuatro semanas, y una vez finalizado este plazo, la madre les dará de lado y ellas tendrán que adaptarse a la vida adulta.

Este puede ser el momento perfecto para separar machos y hembras, y apartarlos de la madre, ya que si insisten mucho en estar a su lado, esta puede incluso comportarse de forma agresiva y hacer daño a alguna de ellas.

Hamsters Roborovski bebes
Hamsters Roborovski bebes

¿Qué comen? Alimentación

Su alimentación deberá estar compuesta por semillas, cereales, frutos secos, verduras y frutas, pero cuidado, ya que en cada caso debemos tener en cuenta una serie de consejos.

En cuanto a las semillas y los cereales, tendremos que asegurarnos de que siempre tiene disponible en la jaula (recuerda que muchas las tendrá escondidas).

Las verduras deberán ser frescas, y les gustan más las de hoja verde como la lechuga, la coliflor, etc. También les sienta muy bien la zanahoria.

Los frutos secos se le podrán dar con cierta regularidad, aunque no todos los días. Lo que más le gusta son las nueces, pero mucho cuidado con las almendras, ya que son perjudiciales para su salud.

La fruta también es muy beneficiosa, pero el problema es que contiene una gran cantidad de fructosa que es el azúcar de la fruta, y esta variedad tiene una elevada tendencia a padecer diabetes.

Por esa razón, sólo le daremos fruta fresca y como mucho dos veces a la semana, quedando terminantemente prohibidos los dulces, golosinas, chocolates, sandía, aguacate, tomate, mermeladas y por supuesto el limón y la naranja.

El agua también es necesaria para que se mantenga bien hidratado, de manera que debemos colocar un bebedero que vaciaremos, limpiaremos y rellenaremos todos los días.

Hamster roborowski comiendo
Hamster roborowski comiendo

Higiene del hámster Roborovski

La higiene es esencial si queremos evitar que nuestro hámster enferme, pero se centrará de forma exclusiva en la jaula y en los artículos que hemos instalado en su interior.

Esto significa que al animal no tenemos que limpiarlo, y mucho menos bañarlo, ya que eso lo hará él por su cuenta.

Para limpiar la jaula vamos a necesitar agua y jabón, que nos permitirá realizar una limpieza de toda la jaula en su parte interior y exterior.

Posteriormente desinfectaremos con una mezcla de vinagre y agua a partes iguales, la cual dejaremos actuar unos segundos y procederemos a enjuagar para eliminar los olores.

Después dejamos que seque definitivamente y ya podemos volver a montarlo todo y a introducir a nuestro amigo en su interior.

Hámster enano de Roborovski
Hámster enano de Roborovski

Fotos de Hámster Roborovski

Hamster roborowski durmiendo en su rueda
Hamster roborowski comiendo
Hamster roborovskii comiendo una galletita
Hamster Roborovski escondido entra las virutas
Hamster roborovski durmiendo profundamente
Hamster roborovski bebiendo
Hámster enano de Roborovski
Pareja de Hamsters roborowski
Bonito ejemplar de Phodopus roborovskii
Hamsteres Roborovskis corriendo en su rueda
Hamster Rovorowski
Hamster roborowski sobre la mano
Hamster Roborowski corriendo en su rueda de juguete
Bonitos ejemplares de hamster roborowski
Camada de crías de hamster Roborovski bebes
Phodopus roborovskii en su jaula
Phodopus roborovskii de cerca
Hamsters Roborowskis bebes
Hamsters Roborovski bebes
Más Hámsters
Hámster ruso
Hámster ruso
Hámster Sirio o dorado
Hámster Sirio o dorado
Hámster chino
Hámster chino
Hámster Campbell
Hámster Campbell
Hámster panda
Hámster panda