Hámster Sirio o dorado

Hámsters

El hámster sirio o dorado, con nombre científico Mesocricetus auratus, es la variedad de hámster más extendida a lo largo de todo el mundo, siendo utilizada en la actualidad tanto en investigación científica como a modo de mascota, aunque en libertad se considera que está amenazado. Se trata del considerado como el primer hámster conocido por el hombre en el año 1839, y una de sus características más particulares es el hecho de que se trata del hámster más grande del mundo.

Características del hámster sirio

Una vez que alcanza la adultez, el hámster dorado o sirio alcanza una longitud de alrededor de 10 cm, pudiendo alcanzar e incluso superar en algunos casos los 13 cm.

Su peso es de una media de 120 grs, aunque los ejemplares más grandes y fornidos pueden incluso superar ligeramente los 180 grs.

En este sentido cabe destacar que las hembras suelen ser más grandes y pesadas que los machos, a los cuales suele superar por una media de un centímetro y unos 10 gramos de peso.

Sus patas son cortitas, mientras que su cola puede tener algo más de un centímetro.

En su cabeza destacan sus ojos de gran tamaño que pueden ser rojos o negros, pero siempre en una tonalidad oscura.

Sus orejas son redondeadas y pequeñitas, y en la parte frontal destaca su hocico lleno de bigotes y con una forma puntiaguda bastante característica.

El pelaje de esta variedad de hámster es de color marrón castaño por toda la espalda y hombros así como por la cabeza, mientras que en la parte frontal, este color se va difuminando y contrastando con el blanco que cubre todo el abdomen, el pecho y parte de su cuello.

A su vez, también se pueden presentar manchas marrón oscuro o incluso negro en determinadas zonas de la espalda y hombros, así como en el interior de las orejas.

El precio de esta variedad de hámster está entre los 5 € y hasta los 12 € en el mercado.

Es importante que, antes de comprarlo, nos aseguremos de que lo hacemos en una tienda o criadero especializados, ya que sólo así estaremos garantizando la calidad de vida y salud de los ejemplares.

Hamster sirio a 2 patas
Hamster sirio a 2 patas

 

Comportamiento del hámster sirio

Partimos de la base de que el hámster sirio es una de las variedades de hámster más inteligentes.

Esto los hace más proclives a hacer amistad con los humanos, aunque esto no significa que sea fácil lidiar con ellos, ya que la confianza de un hámster siempre hay que ganarla, y no sólo eso, sino que deberemos conservarla tratándolo de forma cariñosa, dulce y cercana.

Se trata de un animal muy simpático, y quizás por ello es el tipo de hámster más frecuente a lo largo de todo el mundo, pero además, también se muestra muy activo, más que la media, lo que hace que resulte más interesante observarlo.

Pese a ello, sus hábitos siguen siendo nocturnos, por lo que debemos respetar su ciclo del sueño y no molestarlo cuando esté descansando si no queremos que desarrolle estrés.

Cuando se le trata bien y está acostumbrado al ser humano desde pequeño, resulta fácil cogerlos y jugar con ellos, pero si no están habituados o reciben un trato brusco, con facilidad se pueden tornar ariscos y miedosos, e incluso pueden llegar a tener un comportamiento agresivo con nosotros.

Irónicamente y pese a ser cariñoso y sociable, a este hámster no le gusta la compañía de otros ejemplares de hámster salvo cuando se quiere reproducir.

Hamster dorado corriendo en su rueda
Hamster dorado corriendo en su rueda

Cuidados del hámster dorado

Un correcto cuidado del hámster implica tres aspectos clave que son:

  • Una correcta alimentación.
  • Adecuada higiene.
  • Atención y compañía.

Comentábamos que estamos ante un hámster inteligente y cariñoso, lo que significa que es importante que se sienta acompañado y querido, ya que tiene predisposición a desarrollar estrés e incluso a entristecerse.

Por supuesto, también deberemos alimentarlo adecuadamente, ya que una buena dieta será la base de una salud fuerte y una elevada longevidad, pudiendo incluso superar los tres años de vida.

Pero además de aportar nutrientes, también es esencial que cuidemos la higiene, ya que los hámsteres no son excesivamente propensos a las enfermedades, pero la falta de higiene es uno de sus mayores enemigos, sobre todo por los ácaros y las infecciones que pueden llegar a ser desastrosas.

Entre las enfermedades más habituales tenemos la cola mojada, el resfriado, la diabetes, las alergias, la tiña y los problemas de parásitos.

Todo ello se puede prevenir evitando las corrientes, alimentándolo bien y manteniendo una buena higiene, a la vez que nos aseguraremos de que contamos con un veterinario de confianza que lo pueda atender en el caso de que presente problemas de salud.

Reproducción y cría del hámster sirio

Apareamiento de Hamster sirio o dorado
Apareamiento de Hamster sirio o dorado

El hámster sirio o hámster dorado alcanza la madurez sexual sobre los dos meses y medio o tres meses.

Esto significa que las hembras comenzarán a presentar el celo, el cual tendrá lugar una noche cada cuatro días aproximadamente.

En ese momento, estará preparada para ser fertilizada por parte del macho, algo que tendrá lugar en varias ocasiones durante un corto plazo de tiempo y después de realizado el cortejo en el que ambos participarán.

Cuando ella esté embarazada, no dejará que el macho se acerque, y al cabo de entre 15 y 21 días dará a luz.

El número de crías puede variar en cada parto, aunque generalmente son unas ocho, pero pueden ser incluso más de una decena.

Cuando salgan, la madre se encargará de todo, incluyendo cortar el cordón umbilical, limpiarlas y lamer su cara para que empiecen a respirar.

Hecho esto, comenzará a amamantarlas durante entre tres y cuatro semanas, tiempo en el que les irá apareciendo el pelaje, abrirán los ojos y comenzarán a independizarse.

Cuando finaliza este tiempo, la madre se separará de ellas y las espantará si se le acercan, por lo que las crías deberán empezar a valerse por sí mismas.

¿Qué comen? Alimentación

Madre Hamster sirio con sus crías comiendo
Madre Hamster sirio con sus crías comiendo

La alimentación del hámster es muy sencilla, y se basa en:

  • Agua: siembre disponible, y deberemos cambiarla cada día.
  • Pienso y cereales: también deberá estar siempre disponible en la jaula. Dejaremos que lo vaya acumulando donde quiera, pero lo retiraremos cuando realicemos la limpieza semanal.
  • Verduras: debemos darle verduras y zanahorias todos los días, alternando para que no se canse.
  • Fruta: por su tendencia a padecer diabetes, los hámsteres no deben comer más que dos o tres veces a la semana.
  • Extra de proteínas: más allá de la alimentación normal, muy especialmente cuando se trata de crías que empiezan a comer o hembras embarazadas o en lactancia, deberemos aportar proteínas adicionales que podremos proporcionar con el queso (con poca grasa y sin curar en exceso) y con huevo cocido.

El hamster dorado posee desde las mejillas a los hombros una bolsa ampliable muy característica, llamada abazones, en la naturaleza lo usan a modo de alforjas, para llevar el alimento hasta la madriguera.

Detalle de los abazones donde guarda la comida el hamster Sirio
Detalle de los abazones donde guarda la comida el hamster Sirio

Higiene del hámster dorado

Tanto por nosotros como por ella, toda mascota que esté en casa debe mantener una higiene adecuada, ya que es la mejor forma de evitar olores, infecciones, parásitos, insectos, enfermedades, etc., garantizando un ambiente limpio y una buena calidad de vida.

En el caso del hámster sirio o dorado, esto es muy sencillo, ya que no tenemos que preocuparnos de lavarlo, puesto que lo hace él por su cuenta. De hecho, no debemos lavarlo nunca, puesto que sería una experiencia muy negativa para él.

Sin embargo, a lo que sí debemos prestar atención es a su jaula y el entorno en el que se mueva, ya que deberemos no sólo limpiarlo, sino también desinfectarlo.

Esto lo haremos una vez por semana, ya que será suficiente, y para ello procederemos del siguiente modo:

  • Sacamos al hámster de la jaula y lo ponemos en un lugar limpio y seguro, del que no se pueda escapar.
  • Desmontamos la jaula y sacamos todos los objetos que haya en su interior.
  • Limpiaremos bien por dentro y por fuera la jaula con agua y jabón.
  • Procederemos también a limpiar con agua y jabón el resto de objetos.
  • Realizamos una mezcla de vinagre con agua a partes iguales, y distribuimos por la jaula y por los objetos, ya que esto actuará como desinfectante.
  • Dejamos actuar algún minuto y enjuagamos bien con agua.
  • Esperamos a que esté todo seco (podemos secarlo todo con un trapo o dejar que seque por sí mismo, pero sobre todo nos tenemos que asegurar que ya no hay humedad ni en la jaula ni en los objetos).
  • Introducimos de nuevo a nuestro amigo en su interior.
Jaula de hamster sirio
Jaula de hamster sirio

También os recordamos que es muy importante añadir una capa de viruta de madera o papel de periódico en el fondo de la jaula, ya que de esta forma, los líquidos como la orina y el agua que se puedan verter, serán absorbidos, garantizando una mayor higiene y evitando los problemas de humedad y bacterias que pueden afectar negativamente a nuestro compañero.

Fotos de Hámster Sirio o dorado

Hamster sirio durmiendo
Hamster sirio descansando
Hamster sirio comiendo
Hamster sirio a 2 patas
Hamster dorado escalando la jaula
Hamster dorado durmiendo
Hamster dorado bebiendo
Detalle del vientre del hamster sirio
Detalle de los abazones donde guarda la comida el hamster Sirio
Crías Hamster sirio bebes
Apareamiento de Hamster sirio o dorado
Jaula de hamster sirio
Hamster Sirio o Dorado (Mesocricetus auratus)
Hamster dorado sentado meditando
Bonito ejemplar de Mesocricetus auratus
Madre Hamster sirio con sus crías comiendo
Hamster dorado corriendo en su rueda
Más Hámsters
Hámster ruso
Hámster ruso
Hámster Roborovski
Hámster Roborovski
Hámster chino
Hámster chino
Hámster Campbell
Hámster Campbell
Hámster panda
Hámster panda